I Conferencia Magistradas

Primera Conferencia de la Asociación de Magistradas Electorales Iberoamericanas (Noviembre de 2017)

En este evento se adoptó la variación en su denominación, se constituyó la Asociación de Magistradas Electorales de las Américas.

Durante el desarrollo del evento, asistieron aproximadamente 35 invitadas internacionales de países como: Antigua y Barbuda, Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Paraguay, República Dominicana y Venezuela.

(México y Puerto Rico, no pudieron asistir debido a los desastres naturales que afectaron la región Caribe, en la fecha del evento)

Representantes de los Organismos Electorales de los países Iberoamericanos.

De otra parte, se hicieron presentes importantes organismos internacionales como el Instituto Interamericano de Derechos Humanos, la Unión Interamericana de Organismos Electorales, la Mesa de Género de la Cooperación Internacional, ONU Mujeres, Magistradas de las Altas Cortes del País, expertas internacionales y Organizaciones No Gubernamentales.

 

 

Colombia país anfitrión

Como país anfitrión se eligió como lema del encuentro “La Eficacia Jurídica de las Decisiones con Enfoque de Género Femenino”.

El desarrollo de la agenda académica, se basó en las decisiones de los operadores jurídicos, porque a través de estas es que se puede poner en práctica la perspectiva de género, orientada a lograr la efectiva igualdad mediante la construcción de precedentes que pauten el modelo de  resolución de controversias futuras frente a este aspecto.

En la primera conferencia se abordaron temas como:

  1. La eficacia de las decisiones del operador jurídico frente a la garantía de los derechos de las mujeres. Ponente (Magistrada Idayris Yolima Carrillo Pérez-Colombia).
  1. El impacto de las medidas afirmativas en la participación política de la mujer en la región. Ponente (María Elena Wapenka Galeano- Paraguay).
  1. La violencia política y electoral contra la mujer. Ponente (Mona Lena Krook, Profesora e investigadora EE.UU).
  1. Acuerdos de paz e inclusión, consecuencias de la implementación de los acuerdos de paz en la participación política de la mujer. (Panel donde participaron las representantes de El Salvador, Guatemala y Organizaciones No Gubernamentales Colombianas).

 

Elección de presidenta de la AMEA.

Teniendo en cuenta el Párrafo 17 de la   Declaración de Brasilia, en el cual se enuncia que: ­“cuya presidencia asumirá la Magistrada del país sede del último encuentro durante aproximadamente hasta que se realice la siguiente reunión, cuando pasará la presidencia a la Magistrada del organismo electoral anfitrión”, Colombia asumió  la presidencia de la Asociación, en representación de la Magistrada Idayris Yolima Carrillo Pérez, y como Vicepresidencia se eligió a la representante de Bolivia, Katia Verónica Uriona Gamarra por ser este país, la próxima sede de la Conferencia.

Balance de la Conferencia

En el desarrollo del encuentro, fue posible evidenciar que el propósito común de quienes participación del evento, correspondía fundamentalmente a lograr la PARIDAD.

De este modo, se consideró que la paridad es la que permite la efectiva aplicación del derecho a la igualdad, en donde las Mujeres y Hombres tengan acceso en igualdad de condiciones y con las mismas oportunidades, tanto a la participación política, como a su presencia en los altos cargos del Estado, que les permita a las primeras, formar parte de las decisiones trascendentales de sus países.

De este modo, Colombia como país anfitrión tuvo la posibilidad de definir la temática del evento, elegió como lema del encuentro “La Eficacia Jurídica de las Decisiones con Enfoque de Género.

Considerando que es momento de pasar a la materialización de la igualdad a través de la expedición de fallos.

El evento permitió que los y las participantes compartieran como colegas y autoridades; los obstáculos, soluciones y retos que se han presentado en el ejercicio de cada una de las esferas en las que se desempeñamos; es decir, en el ambiente Político, Social y Familiar, e incluso, en temas tan trascendentales para todos los países participantes; como por ejemplo: el proceso de paz; razón por la que particularmente se abordaron temas como, la eficacia de las decisiones del operador jurídico frente a la garantía de los derechos de las mujeres, el impacto de las medidas afirmativas en la participación política de la mujer en la región, la violencia política y electoral contra la mujer, y los acuerdos de paz e inclusión, y todos ellos analizados con especial atención de la participación política de la mujer.

 

Logros y Desafíos de los países de las Américas

Uno de los principales desafíos que enfrentan los países en materia electoral hace referencia a la paridad efectiva, frente a la participación política de la Mujer en los distintos escenarios.

Sin embargo, la unión de las mujeres y de los hombres que abogan por aplicar el mencionado derecho, han permitido que, en algunos países de la región, como Bolivia, Costa Rica, Ecuador y México, pasen de acciones afirmativas plasmadas en cuotas mínimas de representación, a la aplicación de la efectiva paridad, exigiéndola taxativamente en sus ordenamientos jurídicos bajo la consideración de que la democracia sin las mujeres no es democracia.

Pues no podemos olvidar, que, en muchos casos, como en Colombia, las mujeres representan más de la mitad de la población, lo que nos lleva de-construir la percepción de que somos minoría.

En relación con los desafíos que lleven al logro efectivo de la paridad, se hace necesario el compromiso directo de las autoridades que tienen en su poder la capacidad de tomar decisiones que cambien de manera positiva el rumbo de la participación política de la mujer, abogando, por la aplicación de la efectiva paridad en los distintos escenarios.

No podemos olvidar que, en muchas ocasiones, las decisiones de las autoridades han sobrepasado el derecho, o al menos, su interpretación literal, optando por interpretaciones sistemáticas que garanticen el efecto útil de las normas.

Paralelamente, se requiere un compromiso del legislador en proferir normas que garanticen de manera definitiva la paridad en todos los niveles decisorios y de participación política de la Mujer, eliminando las barreras que impiden el logro de ese derecho.

A su vez, es apremiante un compromiso social de los partidos y movimientos políticos en la aplicación de este precepto.

Por cuanto de existir voluntad política, en lo atinente a la participación de la mujer en la esfera de lo público, no sería necesaria ni la expedición de normas, ni el proferimiento de decisiones que de manera coercitiva exijan su observancia.

No obstante, en todo caso se requiere, ante dicha inobservancia, que las sanciones sean efectivas y ejemplares.

Es de gran importancia resaltar, que el desempeño de los operadores jurídicos es fundamental para incentivar la participación política de las mujeres y proteger sus derechos, coadyuvando a través de sus decisiones a cambiar el paradigma patriarcal, que otorga a las mujeres funciones principalmente familiares.

E instruyendo al ejecutivo y al legislativo en el diseño de políticas públicas que eleven a la categoría de obligatoria la educación en tempranas edades, la importancia de la paridad en los sistemas democráticos, puesto que:

La igualdad de género es una condición previa para afrontar el reto de reducir la pobreza, promover el desarrollo sostenible y la construcción de buen gobierno

                      Kofi Annan.

}